Home El Conservatorio Estudios Actividades Larreal D.Orientación Noticias Información 16-17

English

Fotos:

PacoRuiz, Robisco, Vallinas, J.Prieto, Pollobarba, Berlanga, @www.emiliotenorio.com,

Diseño: Antonio Tomás y Arantxa Carmona


C/ Padre Amigo, 5  28025 Madrid
Print

AMPA

Óscar Jiménez: “Mariemma no era conformista”


- Sacó a bailar a la mujer del presidente de EE.UU en su visita al Conservatorio, en 1985 y con Mariemma como directora.


- Terminó a los 16 años y con matrícula de honor sus estudios en la Real Escuela de Danza de Madrid.


- Primer bailarín del BNE en 1993, actualmente es profesor de Danza española en el Conservatorio Superior.

Por Arantxa Carmona

Pregunta.- ¿Cuándo empezaste a bailar y por qué?

Respuesta.- Comencé a bailar a la edad de 7 años. Siempre estaba bailando en casa e imitaba a los/as bailarines/as que aparecían en televisión, así que mi madre se puso a buscar escuelas y sitios donde poder llevarme para aprender danza hasta que dio y llegué a la Real Escuela Superior de Arte Dramático y Danza de Madrid, hoy en día Real Conservatorio Profesional Mariemma.


P.- ¿Cuál fue tu primer contacto con Mariemma?

R.- En la Real Escuela Superior de Arte Dramático y Danza de Madrid, donde ella era la directora de la especialidad de Danza Española en ese momento .


P.- ¿Qué has aprendido de ella y de su manera de sentir la danza? 

R.- De sus enseñanzas y junto con el plantel que ella dirigía  en aquellos años en el Conservatorio aprendí todo lo que supe hasta ese momento. Vi la importancia de la disciplina en la danza, la exigencia y la perfección con la que uno tiene que afrontarla y con todo eso mostrarla de una forma en la cual nadie vea su dificultad y disfrute al igual que tú  de ese momento mágico que es bailar.


P.- ¿Cómo era Mariemma?   

R.- Mariemma no era conformista. Siempre te exigía el máximo desde el primer encuentro  y desde el minuto uno para sacar todo tu potencial. Le costaba darte el visto bueno en lo que hacías, dándote a entender que todavía no estaba bien del todo y así obligarte  y exigirte a ti mismo más cada día.


P.- ¿Qué legado llevas de Mariemma en tu trabajo diario?

R.-  En el aspecto pedagógico tengo grabado en mi interior (hasta que uno no se pone no se da cuenta) todo lo que aprendí con ella  respecto a la disciplina, seriedad, exigencia y tesón a la hora de afrontar una clase de cualquier tipo: su estilo, forma,  entendimiento de la danza, metodología, etc., completado por mis maestros posteriores y mis conocimientos y saber hacer a lo largo de mi  vida artística.

 Así mismo recuerdo prácticamente todas las  coreografías trabajadas con ella, y si no, el estilo de cómo Mariemma las quería ver. Al igual,  me llevo el poder haber bailado una de sus coreografías mas emblemáticas en el mundo de la danza española y en diferentes roles, que  es “Danza y Tronío” en el Ballet Nacional de España, y como pude trabajar con ella años después de su estreno la parte “A lo Jácaro” cuando se presentó muchos años después en el Teatro Real.


P.- Si tuvieras que destacar cuatro cualidades de Mariemma, ¿cuáles destacarías?

R.- Destacaría la disciplina, rigurosidad, limpieza y arte.


ENTREVISTAS ANTERIORES

    Óscar no daba crédito cuando recibió en su casa, con sello de la Casa Blanca (Washington), fotos bailando con la mujer del entonces presidente de EE.UU, Nancy Reagan. Ésta visitó España junto a su marido en 1985. Una mañana, ella y la reina Sofía se plantaron en el Conservatorio de Danza, con sede por esos años en el Teatro Real.       

   Óscar, con 16 años y a punto de terminar sus estudios con matrícula de honor, sacó a bailar a Nancy, un “pato mareao” y bajo la atenta mirada de Mariemma, por entonces directora.

      La vida profesional de Óscar fue ya como un cohete lanzado a la luna. El episodio de Nancy Reagan y sus fotos de portada en periódicos fueron como una premonición, ya siempre con las enseñanzas y el sello original de Mariemma en sus piernas y en el alma